Concesión de categoría de Villa a Colmenar Viejo por Fernando el Católico. 22 de Noviembre de 1504

Fernando el Católico concede la categoría de villa a Colmenar Viejo y a Guadarrama, lugares de El Real de Manzanares, y a Trijueque, lugar de Hita.

A.H.N., Nobleza, Osuna, legajo 1679, n. 3 (6). Copia del siglo XVIII.

Don Fernando, por la gracia de Dios Rey de Castilla, de León, de Aragón, de Sicilia, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorcas, de Sevilla, de Zerdeña, de Córdova, de Córzega, de Murcia, de Jaén, de los Algarves, de Algecira e de Gibraltar e de las Yslas de Canaria, Conde de Barcelona e Señor de Vizcaia e de Molina, Duque de Athenas e de Neopatria, Conde de Ruysellón e de Zerdania, Marqués de Oristán e de Goziano. Por quanto yo soi ynformado que los lugares del Colmenar Viejo e Guadarrama, que son en el Real de Manzanares subjetos en juredicción a la villa de Manzanares, y el lugar de Trujueque, que es subjeto en juredicción a la villa de Yta, son lugares gruesos e populosos e por donde pasan continuamente muchas gentes de camino e que a cabsa de non haver juredicción en los dichos lugares se hazen algunos agravios e sinrrazones, e yo, queriendo proveer e remediar sobre ello como cumple a mi serviçio e administrazión de la mi justizia, e por fazer bien e merced a los dichos lugares de Trujueque e El Colmenar e Guadarrama,
e a cada uno dellos de mi propio motuo e cierta ciencia e poderío real absoluto de que en esta parte quiero usar e uso, como Rey e Señor, por esta presente carta esimo e aparto los dichos lugares del Colmenar e Guadarrama de la juredicción de la dicha villa de Manzanares e al dicho lugar de Trujueque de la juredicción de la dicha villa de Yta, e así apartados los hago villas por si e sobre si. Y es mi merced y boluntad que tengan y puedan tener en ellas y en cada una de ellas orca e picota e zepo e cadena e azote e todas las otras ynsignias de juredicción, e puedan tener y tengan alcaldes que conozcan de todos los pleitos e cabsas ceviles e criminales en las dichas villas e sus términos, poblados e despoblados, segúnd lo fazen e pueden fazer las otras villas que tienen juredicción por si e sobre si, e puedan tener e tengan alguaciles que ejecuten la mi justizia. E que los vezinos de las dichas villas del Colmenar e Guadarrama non sean obligados de hir nin baian a pleitos, ni demandas algunas, ante los alcaldes de la dicha villa de Manzanares, ni los de la dicha villa de Trujueque ante los alcaldes de la dicha villa de Yta, ni ellos conozcan dellos, ni los llamen, ni ellos sean obligados de hir a sus llamamientos. E por esta mi carta, o por su traslado signado de escrivano público, mando a los conzejos, justicias, regidores, cavalleros, escuderos, oficiales e homes buenos de las dichas villas de Manzanares e Yta que no se entremetan en cosa alguna de la juredicción de las dichas villas de Trujueque e Colmenar Viejo e Guadarrama, ni los llamen ante ellos, ni fagan sobre ellos repartimiento, ni deramas algunas. E otrosí mando a don Diego Hurtado de Mendoza, Duque del Ynfantadgo, Conde del Real de Manzanares , cuias son las dichas villas, e a los herederos de su casa y maiorazgo que esta carta de merced e exención que yo fago a las dichas villas de Trujueque e al Colmenar e Guadarrama e a cada una de ellas, guarden e cumplan e fagan guardar e complir en todo e por todo, según que en esta mi carta se contiene, e contra el thenor e forma della no vaian ni pasen, ni consientan hir, ni pasar, antes para la execución e complimiento dellas den todo el favor e aiuda que fuere nescesario. E si dello las dichas villas quisieren carta de previllegio, mando al mi Chanciller e concertadores e escribano maior de los pribillegios e confirmaciones e otros oficiales, que están a la tabla de los mis sellos, que los den e libren e pasen e sellen a cada una de las dichas villas los más fuertes e firmes e bastantes que les pidieren e menester ovieren. E los unos ni los otros non fagades, ni fagan, ende al por alguna manera, so pena de la mi merced e de diez mill maravedís para la mi cámara. E demás mando al homen que vos esta mi carta mostrare, que vos enplaze que parezcades ante mí en la mi Corte del día que vos enplazaren fasta quinze días primeros siguientes, so la dicha pena, so la qual mando a qualquier escrivano público, que para esto fuere llamado, que dé ende al que la mostrare testimonio signado con su signo por que yo sepa en como se cumple mi mandado. Dada en la villa de Medina del Campo, a veinte y dos días de el mes de noviembre, año de Nascimiento de Nuestro Señor Jesuchristo de mill e quinientos e quatro años. Yo el Rey. Yo, Fernando de Zafra, Secretario del Rey, nuestro señor, la fize escrivir por su mandado. Y a las espaldas de dicha zédula están los nombres siguientes: Licenciatus Zapata, Licenciatus Múxica, Doctor Carbajal, Licenciatus de Santiago. Rexistrata. Licenciatus Polanco, Luis del Castillo, Chanciller. Concuerda esta copia con su original que para este hefecto exsivió ante mí don Basilio Martínez, archivista de la Excelentísima Señora Duquesa del Ynfantado, Pastra y Lerma, etc., mi señora, y queda en el Archivo de la Cassa de Su Excelencia, a que me rremito y en fee de ello lo signé y firmé yo, Alphonso Palomeque, escrivano de Su Majestad del número y ayuntamiento de la villa de Chamartín. En esta de Madrid, a seis de abril de mill setezientos y quarenta y uno. En testimonio de verdad, Alphonso Palomeque

No hay comentarios:

Tu opinión nos interesa, escribe un comentario

Gracias por tu aportación.